miércoles, 13 de abril de 2011

La hipótesis del “Período Crítico”

En la última entrada lanzamos una pregunta: ¿Por qué estos "niños salvajes" no son capaces de desarrollar un lenguaje completo?

Existe una teoría llamada el Período Crítico, postulada por E. Lenneberg en 1967. En síntesis, el argumento del autor es que las zonas cerebrales idóneas para el aprendizaje de una lengua pierden considerablemente su potencial de aprendizaje al pasar cierta edad.

Si lo aplicamos a las razones por las que estos niños no aprenden discurso, tiene que ver con los años de formación del cerebro infantil y no solamente con el trauma del aislamiento y la soledad. Se habla del agotamiento de las funciones cerebrales asociadas al discurso.


Se sostiene la idea de un período crítico que equivale a los 6 ó 7 años de edad. A partir de esta edad, la posibilidad de que un ser humano que ha estado aislado pueda emitir discurso se desvanece.

Lo más interesante de todo es que, aunque alguno de ellos ha conseguido aprender algunas palabras, casi siempre breves, sencillas y de sonidos onomatopéyicos, como el Me gusta elefante come maní o Dulce compra tienda de Genie, ninguno, excepto el caso de Kaspar Hauser (del que hablaremos más adelante), aprendió jamás a enlazar esas palabras y formar frases complejas. Es decir, están incapacitados para la sintaxis.

1 comentario:

  1. Pero entonces... ¿por qué podemos aprender nuevas lenguas de mayores?

    ResponderEliminar